lunes, 22 de octubre de 2007

la estatua del jardín botánico

En mi pueblo tenemos algo que no tienen todos los pueblos: un jardín botánico.



A diferencia de otros jardines botánicos, que suelen disponer de horario de apertura y cierre, el nuestro solo tiene horario de cierre a cal y canto. Las veinticuatro horas.



Yo manejo un par de hipótesis sobre lo que ha podido suceder. A veces pienso que el jardín ha cometido un crimen horrible y ha sido condenado a cadena perpetua: toda su vida entre rejas.




Otras veces prefiero pensar que nuestros probos gobernantes, siempre pensando en el bienestar de sus ciudadanos, han decidido tenerlo cerrado para que no se gaste : así podremos presumir de jardín botánico durante mucho más tiempo.


Un vistazo al cartel de la puerta lo confirma. Aunque no se aprecia en la foto, lo dice bien clarito:
Este parque é unha conquista dos veciños de Culleredo
respectémolo ó maximo como legado a xeracións futuras



Como no podía ser menos, en el jardín habita una estatua. No es metálica como la de la canción pero tiene cara de cabreo.



No le debe gustar la soledad.

1 comentario:

ningures dijo...

te he cogido esta foto sin permiso, gracias! me echado unas risas con el jardin botanico...pasate para ver la perspectiva desde dentro

www.fotolog.com/ningures